Sin categoría

Hunting treasures in Briemfield (Massachusetts)

En este viaje me acompañaban los Juanes, mis grandes amigos y socios en Bazar Nicolás.

Viajar con ellos y encontrar tesoros, es  todo uno. Son ya famosas nuestras maletas que vuelven llenas de tantas cosas, que hay que verlo para creerlo. Hemos llegado a desarrollar toda una técnica propia que nos facilita transportar los objetos desde los mercadillos, ciudades y lugares, más inverosímiles.

Esta vez el lugar elegido fue la feria de antigüedades más grande de EEUU en Briemfield, que se celebra en mayo, julio y septiembre. Aunque no pudimos traer  muebles grandes si objetos para mis colecciones.

Es imprescindible levantarse muy temprano. No nos supone ningún esfuerzo de la emoción que tenemos por empezar nuestro hunting. Solemos dividirnos, ellos llevan su ritmo y yo el mío. Nos reuníos en la hora de la comida. Después de esa parada hacemos una segunda vuelta para cosas de las que dudamos y recoger algunas de las compras de la mañana.

Los Juanes miran al detalle, son pacientes y tienen especial debilidad por rebuscar. Yo miro más en conjunto y voy a por lo que me llama la atención ya desde lejos. Hay muchos objetos que son mi debilidad por que pertenecen a alguna de mis colecciones como las marionetas, los juguetes antiguos, muebles en miniatura… Hacer colecciones me lo pone fácil. Encontrar sorpresas y tesoros para la tienda es más cosa de ellos.

Los límites los ponen el presupuesto y el espacio de nuestras maletas. Es habitual que durante nuestra estancia decoremos nuestra habitación del hotel con las cosas que vamos comprando, no lo podemos evitar.

El próximo jueves te cuento qué tesoros hemos encontrado esta vez para Bazar Nicolás.

Te espero aquí y en Delic,

Elena