Lana

El escaparate de este mes, lo he llenado de gorros de lana. Por fin parece que llegó el invierno.

Siempre me ha gustado la lana y hacer punto, afición que me viene de mi abuela y de mi madre, que nos hacían los jerséis cuando éramos pequeños porque salían mas baratos. Por aquel entonces, vivíamos todos con mis abuelos. La economía de mis padres no les permitía hacerlo en otro sitio. En aquella casa, pasé una infancia muy feliz. Pero esta es otra historia.

Me encantaban mis jerséis hechos a mano. Después, a mi madre le dio por hacer una gran colcha, y tardo un año en acabarla. Tejía cuadraditos, que más tarde cosía formando hojas. Era de algodón crudo y aún sigue cubriendo su cama de El Escorial.

No hay nada más relajarte para mi que ver una película en la tele, tejiendo, en un día de invierno.

Tanto me gusta hacer punto, que decidí vender mis prendas, en la tienda que abrí en el 2011, “BAZAR-DELIC”, que ahora es “BAZAR-NICOLAS”. Muchas de estas piezas las hacía yo, y otras se las encargaba a artesanas. Gustaron muchísimo.Valoro mucho la historia que hay detrás de estas piezas únicas, hechas a mano con gran cariño.

Por ejemplo, cuando mi madre estuvo en el hospital, para ya nunca salir, me ayudó mucho mi labor, en esos días tan difíciles. Me dediqué a hacer gorros. Cuatro exactamente fueron los que me dio tiempo a acabar. Todavía me los pongo con mucho amor, porque hay una historia inolvidable detrás de ellos.

El año pasado me rompí un brazo, y para mi rehabilitación, volví a tejer gorros de lana de todos los colores posibles. Conservo muchos de ellos y otros los regalé.

El pasado año aprendí en Australia a teñir lana con tintes naturales, en un curso muy interesante. Luego con ayuda de un palo, hacíamos esculturas con estas lanas, rollo indio Americano. Otra manera de tejer.

Siempre hay una historia detrás de lo que uno hace manualmente. Hay gente que a esto le llama arte, otros, artesanía. Para mí, es arte, aunque no sea bueno, cuando se pone el alma en lo que uno hace.

Espero que os gusten las fotos que completan la historia.

Elena

mas en instagram