Platos del dia sorpresa

 

Cuando Delic nació, no quise tener fogones ni fritangas. Quería comidas sencillas, sanas y fáciles de realizar. Cambiaba la carta cada temporada, casi siempre inspirándome en los guisos de mi abuela y mi madre, ya que con ellas me enamoré de la cocina desde muy pequeña y pasaba horas ayudándolas. Era un poco complicado tanto cambio y finalmente he dejado los platos con mas éxito.

Fue hace un par de años cuando me pareció muy buena idea incluir un menú de martes a viernes y platos especiales de fin de semana, y así revitalizar el local y divertirnos todos con los cambios y sorpresas que echaba de menos.

Para mí constituye un reto serviros cada fin de semana platos especiales y variados, deliciosos y con una bonita presentación.

Uno de mis grandes alicientes al viajar es descubrir nuevos restaurantes y recetas, algunas con materias primas que desconozco. Los recabo en los lugares que visito, o que encuentro en libros de cocina que voy comprando. Por ejemplo, en tres días que llevo en el Ampurdán, se me han ocurrido un montón de nuevas ideas y he descubierto nuevos productos… y eso que frecuento esta zona desde hace cuarenta años.

Tenemos platos apropiados para el verano y el invierno… y los que apetecen en cualquier estación. Las recetas, como todo lo que hago en Delic, son fruto, en gran parte, de la improvisación. Es mi manera de ser y por tanto de cocinar.

A estas alturas, después de diecisiete años, todavía hay gente que cree que en Delic sólo hay  tartas, ya que son las que exponemos en el mostrador. Lo salado lo preparamos en el momento, y os aseguro que aunque tardemos un poco más en servirlo, vale la pena consumirlo recién hecho.

Comer es una forma de saborear la vida. Y cocinar con los mejores productos, despacio y con cariño, un verdadero placer.

En Delic, cada fin de semana ofrecemos uno o dos “Platos del dia”.

Espero que os gusten las fotos que he seleccionado.

Elena

Mas en instagram