Acuarelas de colores

Cuando mi madre se fue, hace ya tres años y ocho meses, decidí participar en un retiro de yoga en Marrakech. Allí coincidí con Mercedes Perez de Castro; habíamos estudiado en el mismo colegio y ella se acordaba de mí. Como suele ocurrir con las pequeñas, se fijaba en las alumnas de cursos superiores, y yo era su ídolo !! Ahora fui yo la que me fijé en ella y la admiré al instante; me encantaba verla dibujar preciosas acuarelas en los ratos libres. Yo quise hacer lo mismo.

Una vez en Madrid, llamé a mi amiga Trini Irisarri, gran pintora y profesora de dibujo, y junto a tres alumnas más, asistí a unas clases muy enriquecedoras y divertidas.

Aunque todo lo que dibujábamos era copiado de la realidad o de fotos, me di cuenta de que, asistiendo a la misma clase y con los mismos motivos, nuestros dibujos eran muy diferentes; que el resultado siempre dependía de la mano de cada una.

También descubrí que la niña que hay en mí, nunca me ha abandonado. Es más, ocupa una parte muy grande de mi persona, y no solo por los motivos que elijo en mis acuarelas, también por mi forma de dibujarlos y de aplicar el color.

Estuve dos años muy metida en mi nueva afición, y me ayudo mucho a sobrellevar mi pérdida. Casi enloquecí haciendo tableros en Pinterest, para después poder dibujar los motivos que almacenaba. Pero mi vuelta a la fotografía, al descubrir instagram, ha hecho que abandone el dibujo durante los dos últimos años. ¡¡¡Espero retomarlo pronto!!!

En Delic tengo colgada mi serie de flores, ya que me gusta hacer siempre variaciones sobre un mismo tema, que acaban siendo un solo cuadro.

Aquí podéis ver fotos de algunos de los dibujos que componen y compondrán mis nuevas series.

Espero que os gusten.

Elena

Mas en instagram